Atención temprana

DAMOS RESPUESTA A LAS NECESIDADES DE TU HIJO

Los primeros años de los niños y niñas son los de mayor desarrollo cognitivo porque es cuando interactúan por primera vez con el medio natural y social. Por ello la ATENCION TEMPRANA se centra en la población infantil de 0 a 6 años.

¿Cómo pueden desarrollar los niños su máximo potencial?

La ESTIMULACIÓN NATURAL de nuestros pequeños suele ser suficiente para garantizarles un adecuado DESARROLLO INTEGRAL. Sin embargo, en ocasiones necesitan de ayuda externa para su completo desarrollo.

¿Cómo podemos ayudar a tu pequeño?

Nuestro objetivo con el programa de Atencion Temprana es favorecer desde el nacimiento, el desarrollo de todo niño con dificultades y dar soporte a las familias desde la detección del déficit, siempre con atención personalizada.

“La Atención Temprana ayuda al niño a potenciar su desarrollo e integración en el medio familiar, escolar y social”

Los primeros años de vida son los de mayor desarrollo cognitivo porque se producen por primera vez las interacciones con el medio natural y social, por ello la Atención Temprana se dirige a toda la población infantil de 0 a 6 años.

La estimulación natural de los niños y niñas suele ser suficientes para garantizarles un adecuado desarrollo integral. Sin embargo, no siempre se consigue proporcionarles las experiencias necesarias para su máximo desarrollo potencial.

Desde Nubalia de la mano de un equipo multidisciplinar de especialistas (Psicólogos, Logopedas, Fisioterapeutas, Pedagogos, Terapeutas Ocupacionales) tenemos como objetivo a través del programa de Atención Temprana dar respuesta desde el nacimiento a las necesidades transitorias o permanentes que presentan los niños con trastornos en su desarrollo o que tienen el riesgo de padecerlos, ya sea en el área Motora, Cognitiva, de Lenguaje o de Autonomía Personal, siempre con una atención personalizada.

“Se debe aprovechar la plasticidad cerebral en los primeros años de vida para reducir los riesgos en el desarrollo y potenciar al máximo las capacidades del niño”

La Atención Temprana se dirige a toda la población infantil de 0 a 6 años, ya que es durante los primeros años de vida cuando el desarrollo infantil está sujeto a diferentes interacciones con el medio natural y social. Somos conscientes de que los niños y niñas reciben una estimulación natural que suele ser suficiente para garantizarles un adecuado desarrollo integral, pero no siempre se les proporcionan las experiencias necesarias para su máximo desarrollo potencial. Es entonces, cuando la Atención Temprana cobra su más amplia funcionalidad, convirtiéndose en una técnica imprescindible.

El objetivo general de la Atención Temprana consiste en ayudar al niño y a su familia a encontrar nuevas formas de adaptación o compensación del déficit o de sus dificultades, que le permitan conseguir en el ámbito cognitivo, una estructuración coherente del mundo físico y alcanzar, en el aspecto emocional, un desarrollo armónico de la personalidad.

El principal objetivo de la Atención Temprana es “que los niños que presentan trastornos en su desarrollo o tienen riesgo de padecerlos, reciban, siguiendo un modelo que considere los aspectos bio-psico-sociales, todo aquello que desde la vertiente preventiva y asistencial pueda potenciar su capacidad de desarrollo y de bienestar, posibilitando de la forma más completa su integración en el medio familiar, escolar y social, así como su autonomía personal”. (Libro Blanco, 2000)

En síntesis, hay dos objetivos básicos:

  • Favorecer, desde el nacimiento, el desarrollo de todo el niño en riesgo o con dificultades.
  • Dar soporte a las familias desde el momento de la detección del déficit, presentándole una atención individualizada.

Por lo tanto, partiendo de estos objetivos podemos decir que es indispensable intervenir en edades tempranas, para detectar y/o prevenir alteraciones o deficiencias que se puedan presentar, para desarrollar el máximo de capacidades y habilidades en el niño. Además se debe aprovechar la plasticidad cerebral en estos primeros años de vida para reducir los riesgos de una lesión o minusvalía, y compensar el desarrollo del niño para que este sea lo más normal posible.

El equipo de los CDIAT es un equipo multiprofesional de carácter interdisciplinar y de orientación holística y está constituido por especialistas de Atención Temprana procedentes del ámbito médico, psicológico, educativo y social.