Disciplina positiva

Disciplina Positiva está basada en las filosofías de Alfred Adler y Rudolf Dreikurs.  Ambos comprendieron la importancia de mantener la dignidad y respeto por todas las personas, incluyendo a los niños.

Los talleres de Disciplina Positiva proveen a padres, maestros y otros líderes, de métodos no-punitivos para alentar y empoderar a niños y adultos y para ayudarles a desarrollar importantes habilidades sociales y de vida.

Dicha metodologia está basada en el respeto mutuo y la colaboración. Por ello no incluye ni el control excesivo ni la permisividad. No es humillante ni para los niños ni para los adultos.

La disciplina tradicional se centra en enseñar a los niños a hacer lo que les dicen.

La disciplina positiva se centra en enseñar a los niños a hacer lo que ellos deciden después de reflexionar sobre la situación y utilizar algunos criterios básicos, tales como el respeto y la utilidad, para hallar soluciones.

Cinco características de Disciplina Positiva:

  • Ayuda a los niños a tener un sentido de conexión (Pertenencia e importancia).
  • Es respetuosa y alentadora (Amable y firme a la vez).
  • Es efectiva a largo plazo (El castigo funciona a corto plazo, pero tiene efectos negativos a largo plazo).
  • Enseña valiosas habilidades sociales y de vida para formar una personalidad integra.
  • Lleva a los niños a descubrir sus capacidades (Alienta el uso constructivo del poder personal y autonomía).

Acompañamiento personalizado, sesiones de formación familiar

A veces, nos sentimos perdidos sobre cómo educar a nuestros hijos/as. Con frecuencia nos brindan consejos bienintencionados a conflictos familiares que no encajan con lo que nosotros deseamos. A menudo escuchamos frases como…quiero educar sin castigos pero, ¿cómo lo hago?, ¿Cómo puedo cubrir las necesidades de mis hijo/as y las mías?. No hay reglas establecidas iguales para todos, pero sí hay caminos que nos llevan a resolver todas nuestras dudas y encontrar modos de actuar afines a nuestro modo de ver la vida y la educación de nuestros hijos.

Por ello, desde Grupo Nubalia, os podemos aportar estrategias que faciliten la educación y crianza de tus hijos/as desde un enfoque positivo y respetuoso que fomente valores y habilidades de vida en ellos/as.

Disciplina positiva nos permite identificar y construir los siguientes aspectos:

Permite construir una relación donde no haya ganadores ni perdedores.

La educación está basada en relaciones horizontales en la cual no tienen cabida las luchas de poder y si la comunicación respetuosa y constructiva. Con el fin de que los hijos puedan desarrollar el pensamiento crítico, permitiéndole interiorizar el mensaje de que es capaz, resolutivo, autónomo, confianza en sus capacidades y satisfacción interna por colaborar y ser participe en la toma de decisiones.

El rol de padres es crear un entorno positivo de aprendizaje y “ganarse” a sus hijos en lugar de querer “ganarlos”.

Permite identificar la creencia errónea que hay detrás de un mal comportamiento.

Las conductas son molestas porque se basan en la creencia errónea del niño de que “Solo me tienen en cuenta cuando soy el centro de la atención”.

¿Por qué es importante identificar el objetivo erróneo? Conocer la creencia errónea es útil para poder ayudar al niño a perseguir su verdadero objetivo de sentirse tenido en cuenta e importante.

El desánimo se debe a creencias desalentadoras y a una sensación de no ser tenido en cuenta ni importante. No importa que estas creencias estén basadas en hechos o en cómo  percibe un niño la situación. La conducta está basada en lo que los niños creen que es cierto, no en lo que es.

Enfoque de cómo motivar de manera eficaz.

Todo niño que se porta mal está inconscientemente diciendo: “Solo quiero que me tengas en cuenta y tengo algunas ideas equivocadas sobre cómo lograrlo”.

Motivar es brindar a los niños oportunidades para desarrollar las percepciones de “Soy capaz, puedo ser útil y puedo influir en lo que me pasa o en cómo reacciono”. Motivar es enseñar a los niños las competencias para la vida y la responsabilidad social que necesitan para tener una vida y unas relaciones satisfactorias. Motivar puede ser tan sencillo como dar un abrazo a un niño para ayudarlo a sentirse mejor y, con ello, a hacerlo mejor.

Dicha educación respetuosa, proporciona a los niños la capacidad de tomar decisiones por sí mismos, resolver conflictos de forma razonada, seguridad, autoestima, entre otros beneficios además de facilitar un ambiente feliz y donde la familia se encuentre en armonía.

Esta metodología orienta a los padres sobre la importancia de permitirles a los hijos explorar, equivocarse, con el fin de que interioricen que los errores son magníficas oportunidades de aprendizajes y ello les permita reflexionar y desarrollar la toma de decisiones desde el ámbito familiar donde no se sientan juzgados ni manipuladas sus propias opiniones.

La mayoría de los padres desean fomentar las siguientes cualidades:

Concepto positivo de sí mismos, autodisciplina, ausencia de prejuicios respecto de sí mismos y de los demás, aceptación de sí mismos y de los demás, interés por aprender, honestidad, paciencia, interés por los demás, responsabilidad, sabiduría interior, colaboración, pensar con objetividad, compasión, ganas de vivir, educación, autocontrol, sentido del humor, competencia para resolver.

Los niños desarrollan estas características cuando participan activamente en la búsqueda de soluciones en el entorno de respeto mutuo y colaboración.

El control excesivo y la sobreprotección no permiten que los niños desarrollen estas habilidades.

Los talleres de Disciplina Positiva se basan en métodos vivenciales que ayudan a los padres a entrar en el mundo de los niños y así descubrir lo que realmente funciona y lo que no; lo que los niños realmente están pensando, sintiendo y diciendo de acuerdo a los métodos de crianza de sus padres. A lo largo de las sesiones los padres practican sus nuevas habilidades asumiendo roles y experimentando retroalimentación positiva conforme van aprendiendo lo difícil que puede ser cambiar patrones automáticos de pensamiento.

Próximas fechas


Grupos menores de 10 años

22 de septiembre, 6 y 20 de octubre

Sábados: 10h a 13h

90€ por persona


PDF Inscríbete

Grupos adolescentes

10, 17 y 24 de noviembre

Sábados: 10h a 13h

90€ por persona


PDF Inscríbete