Mindfulness, Lifefulness

Cómo Evaluar e Intervenir en Niños con Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad
13/06/2018
Relaciones tóxicas y dependencia emocional: qué son y cómo saber identificarlas
13/06/2018

Por Luis Sanus Pastor. Artista plástico.

Me pide María José, mi instructora de MBSR, que escriba unas palabras sobre el mindfulness en mi experiencia personal… Encantado lo hago pues para mí el MBSR ha sido un refuerzo vital para un cambio fundamental en mi vida.

Ya hace años que venía manteniendo una pugna con mi cabeza por el control de mi realidad diaria. Le ganaba batallas pero no la guerra. Soy artista plástico y paso muchas horas sólo en el estudio. Eso le daba alas a mi cabeza a elucubrar con mil películas mentales que no son más que pérdida de energía. El pensamiento, la cotorra mental como la llamo yo, es un enemigo implacable y constante pues es inherente a nuestra condición de seres racionales. Lo llevamos puesto de serie y él solito se hace con todo si no lo evitamos…. Yo lo intentaba… Leí muchos libros de autoayuda, algunas sesiones de psicología siguiendo terapia cognitiva, reiki, zen… incluso un tratamiento por depresión con prozac que abandoné de inmediato. Fueron estaciones que en mi búsqueda fui transitando …. De todo he aprendido y todo formó parte de mi viaje pero hace poco que, junto a mi firme decisión de cambiar, surgió la posibilidad de seguir el curso de MBSR.

Me apunté en Nubalia y seguí el programa de ocho semanas. La verdad es que mindfulness es un útil poderosísimo para el control del stress y de todas las proyecciones mentales que nos amargan la vida para nada. Mindfulness te surte de recursos que parten del básico y primordial control de la respiración pasando por las diversas meditaciones, triángulo de pensamiento y muchas más técnicas que como lluvia fina van calando en ti… Después la praxis va sacando esos recursos espontáneamente y cuando te has dado cuenta sonríes con plenitud y te cercioras que ya no eres el mismo, que has conseguido cambiar. Con seguridad y firmeza. Para mí fue mágico ese momento y sobre todo maravilloso porque es real. Conseguí lo que andaba buscando hacía tiempo y no lograba alcanzar.
De ahí uno se crece y se pasa a actuar en más ámbitos: controlar los vicios, me he dejado de fumar, se afrontan las situaciones lo más objetivamente posible, se juzga menos, se es más uno mismo … se vive más consciente y plenamente, se es más feliz.

Hace poco pinté en directo junto a la EUYO (EuropeanUnionYouthOrchestra) en un espectáculo común de música y pintura ante 1200 personas en el ADDA de Alicante. Era una experiencia nueva para mí; un reto en toda regla que superé con éxito y mindfulness me ayudó mucho a conseguirlo… controlé respiración y ansiedad perfectamente. Llegué a disfrutar como pez en el agua. Fue un éxito porque fui yo mismo; me mezclé con la música e hice fluir el arte que atesoro sin bloquearme, sin dejarme intimidar, disfrutándolo.

La vida continúa y se sigue siendo quien se es pero de manera renovada, más paciente y bondadosa. Agradezco mucho al equipo de Nubalia su profesionalidad y su vocación. Lo de esta gente va mucho más allá del mero oficio, su implicación y entrega son totales. GRACIAS de corazón, María José y equipo.

Estoy convencido que Mindfulness debiera ser una enseñanza obligatoria en la formación escolar… nuestro mundo será si esto ocurre, un mundo mejor.