Técnicas de estudio

Las técnicas de estudio proporcionan al estudiante una herramienta esencial para optimizar el tiempo de estudio así como una gran satisfacción personal ya que ello permite poner en marcha una serie de habilidades como una adecuada programación, apuntes, lectura, el subrayado, gestionar las emociones para rendir ante un examen, entrenar la atención para optimizar el tiempo de estudio.

Consideramos de suma importancia el dotar al estudiante de técnicas de relajación y conciencia plena para hacer frente al cansancio, la desmotivación o la ansiedad con el fin de recobrar la concentración y el rendimiento optimo de estudio.

Diversos factores emocionales influyen en el aprendizaje tales como la motivación, la ansiedad, el autoconcepto, las expectativas.

Trabajamos de manera conjunta el enfoque emocional y cognitivo aportando un equilibro entre el cerebro límbico y el neocórtex. La base de todo aprendizaje nace de la emoción por ello consideramos de suma importancia sentar una base solida a nivel emocional con el fin de que el neocórtex se encuentre receptivo al aprendizaje.