Terapia ocupacional y procesamiento sensorial

El despertar
14/06/2018
Mindfulness Alicante
Vacaciones conscientes
09/08/2018

“Nuestra interacción con el mundo que nos rodea es tan eficaz y requiere tan poco esfuerzo, que resulta difícil imaginar la cantidad de cálculos que subyacen tras la experiencia sensorial más sencilla”. (SENSORY EXOTICA—A WORLD BEYOND HUMAN EXPERIENCE [Sentidos exóticos: un mundo desconocido para el hombre].)

Procesamos información de nuestros sentidos a lo largo de nuestro día. Recibimos la información de lo que ocurre en nuestro alrededor a través de los sentidos, somos capaces de dar respuestas a  las demandas del entorno gracias a nuestros sentidos, somos capaces de adaptarnos y moldearnos según las exigencias del entornos gracias a nuestros sentidos, y así un sin fin de motivos que nos llevan a concluir la importancia de nuestros sentidos desde nuestros primeros días de vida…Somos conscientes de los 5 sentidos pero ¿sabías que también hay al menos 2 sentidos adicionales?

Tenemos el Sistema Propioceptivo (conciencia del cuerpo); Dentro de nuestras articulaciones y músculos hay receptores que le dicen a nuestro cerebro dónde se encuentran nuestras extremidades en el espacio.

Y el Sistema Vestibular (movimiento); Los receptores vestibulares, ubicados en el oído interno, proporcionan al cerebro información sobre el movimiento del cuerpo.

La información sensorial ingresa a los centros de procesamiento sensorial en el cerebro de un niño a partir de receptores en su piel, articulaciones y ligamentos, oídos, ojos, nariz y boca. Se supone que su cerebro procesa las señales sensoriales desde el interior de su cuerpo y desde su entorno externo para que pueda tener una idea clara de lo que está experimentando. El procesamiento sensorial es necesario para que un niño funcione de la mejor manera posible en sus actividades de la vida diaria. La mayoría de los niños procesan los aportes sensoriales del mundo que les rodea fácilmente para producir respuestas de comportamiento esperadas. Cuando esta información no se procesa o ‘integra’ correctamente, la capacidad del niño para llevar a cabo las actividades cotidianas puede verse afectada e incluso es menos probable que puedan alcanzar su máximo potencial académico, que las interacciones sociales sean difíciles y que las actividades como el patinaje, la natación, las vacaciones o ir al cine sean angustiosas. También, pueden encontrar dificultades en aceptar nuevos alimentos e incluso pueden verse irritados con ciertas texturas en el vestido o la higiene personal.

Durante las sesiones de terapia ocupacional, el terapeuta guía al niño a través de actividades divertidas que están estructuradas sutilmente para que el niño sea desafiado constantemente pero siempre desde un estado de alerta óptimo y calmado. El Terapeuta Ocupacional construye conjuntamente con el niño las sesiones que serán de su interés, donde el niño aportara sus propias ideas y creara su propio espacio donde poder superar sus dificultades a través del juego, atraves del movimiento, atraves de la exploración y la imaginación, ya que desde el enfoque de la” Integración Sensorial “el niño es el protagonista junto con sus risas, sus movimientos y su creatividad.

El tratamiento de cualquier dificultad nunca es un enfoque de una vez a la semana; para ser realmente efectivo, debe ser un enfoque 24/7, trabajando conjuntamente en el hogar y la escuela.